NOTICIA

Víctimas de Enrique Moreno hacen público sus testimonios

Juan Pablo Carrasco y Hugo Sagrado, dos víctimas de abusos sexuales del cura Enrique Moreno dieron a conocer los abusos a que fueron sometidos entre los 7 y los 12 años.
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

CONCEPCIÓN, 13 ENE (KAIRÓS NEWS).- Crudos testimonios hicieron público dos víctimas del cura fallecido Enrique Moreno Laval, reconocido religioso carismático, que jugó un rol relevante durante la dictadura. Ayudó a perseguidos a encontrar asilo, por lo que fue detenido en el Estadio Nacional. La información la difundió radio Biíobío de Concepción.

Conforme a la emisora, una de las víctimas es Juan Pablo Carrasco, hoy de 40 años de edad.  Señala que los abusos comenzaron cuando tenía entre 4 y 5 años. El primer episodio lo recuerda claramente. El cura estaba solo con él y su hermano, comiendo. Según su relato, se sentó en sus piernas, el religioso se bajó los pantalones y lo sentó sobre sus genitales. Recuerda que le pareció raro, pero que a esa edad no entendía lo que pasaba.

El resto fueron reiterados episodios de abusos, que se extendieron durante más de 7 años, hasta sus 12.

Juan Pablo dice que las repercusiones las vive todos los días. Por ejemplo, con la lejanía física que tuvo inconscientemente con su hija. “Yo pensé en matarme. Me corté los brazos. Quieres borrarlo de alguna manera. Una de las cosas que me cuesta a mí entender es cómo la congregación, cómo la Iglesia en general no se da cuenta que esto es un daño permanente”, lamentó.

La otra víctima es Hugo Sagredo, quien llamaba “tata” al sacerdote. La cercanía de su familia con Moreno era tal que el cura llegaba a su casa y se le permitía estar a solas con los niños en sus piezas. Hugo recuerda que saludaba a los hombres con un «piquito» en la boca.

Hugo fue el primero que hizo públicas las acusaciones de abusos contra Moreno Laval, cuando el sacerdote falleció. Dice que siempre se cuestionó si era culpable por los abusos, a pesar que cuando ocurrieron tenía apenas 10 años. Coincidentemente, estos abusos terminaron cuando tenía 12, misma edad que frenaron en el caso de Juan Pablo.

Hugo entregó su testimonio también a la fiscalía de Rancagua, donde se estaba investigando el caso. Según la radio ahora será la Congregación para la Doctrina de la Fe la que determine las acciones a seguir. Y, por su parte, los denunciantes piden que la congregación tome todas las medidas para que estos hechos no se vuelvan a repetir.

Información y testimonios con detalles ver radio Bíobío.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: