NOTICIA

Tres libros, un documental y una eucaristía de la comunidad, en memoria de Ronaldo Muñoz

En la Parroquia San Pedro y San Pablo de La Granja se conmemoraron los 10 años de la pascua de Ronaldo Muñoz. En esta oportunidad, sus compañeros teólogos Diego Irarrázaval y Pedro Pablo Achondo presentaron una selección de sus escritos e hicieron memoria del "teólogo de población".
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

SANTIAGO, 15 DIC (KAIRÓS NEWS).– «Ronaldo, un Regalo de Dios» se titula uno de los tres libros que ayer la Congregación de los Sagrados Corazones presentó a la comunidad para conmemorar la 10a. pascua de Ronaldo Muñoz, ss.cc. Este primer libro es una biografía novelada de José Agustín Cabré, cmf.

Ronaldo Muñoz Gibbs

Los otros dos libros, «Evangelio, Levadura de Justicia» y «Comunidades Cristianas al Servicio de la Vida» son recopilaciones de escritos de Ronaldo Muñoz presentados ahora en una edición sencilla para el alcance popular.

La trilogía, fue presentada por los mismos recopiadores: Diego Irarrázabal y Pedro Pablo Achondo, y a juicio de René Cabezón, provincial SSCC, «Ronaldo sigue con nosotros, nos sigue inspirando y acompañando con sus escritos».

En la oportunidad, y luego de una eucaristía celebrada por la comunidad de N.S. de Guadalupe, en la Población Yungay se estrenó el documental «Ronaldo… con los pobres de la tierra quise mi suerte echar» de los realizadores Cristián Rosales y Pepe Guzmán, que próximamente será presentado en el Museo de la Memoria. Por la mañana, otras actividades recordativas se realizaron en la escuela Casa Azul de La Granja con niños y jóvenes de la población donde el sacerdote trabajaba pastoralmente.

Ronaldo Muñoz Gibbs, destacó por su vida sencilla, comprometida con los pobladores y los jóvenes, tanto que El Mercurio una vez para desacreditarlo lo calificó de «teólogo de población», lo cual fue usado y a mucha honra por él mismo  (ver más de la vida de Ronaldo Muñoz, clic aquí).

En esta presentación, las presentaciones fueron las siguientes:

Pedro Pablo Achondo

Pedro Pablo Achondo

Recuerdo que precisamente hace unos 9 años (octubre del 2010), en la presentación de libro Conversaciones con Ronaldo Muñoz, esa hermosa entrevista de Enrique; nos conocimos con Diego. Hoy estamos aquí de nuevo, hablando de Ronaldo.

Pero más que referirme a Ronaldo y a los libros, quiero hablar de la teología, del rol de la teología hoy. Ya que Ronaldo, antes que todo y a parte de ser cristiano, fue un teólogo y dedicó su vida al oficio artesanal de la teología desde los pobres.

En los Seminarios de Formación Teológica de Argentina, donde Ronaldo también participo mucho, suena siempre esta frase: “somos pobres y hacemos teología”. Allí, tenemos plena conciencia de que el sujeto teológico es el pobre, el laico/laica, el campesino, la mujer, el indígena, el trans, el niño, el adolescente que ha perdido sus ojos -podríamos agregar hoy. Esos rostros actualizados del Cristo de Mateo 25, son quienes “hablan de Dios, piensan a Dios y viven al modo del Reino”. Lo que podría ser una definición de la teo-logia. Obviamente con todas las tensiones y contradicciones pertinentes.

Me parece, que hacer teología desde allí, desde los pobres y a partir de esos rostros, es romper con el lenguaje tradicional, consiste en atreverse a cuestionar lo que se ha mantenido incólume, no por un mero afán rebelde, sino porque el estatus quo y sus discursos políticos y religiosos, sociales y económicos nos tienen así: ahogados al borde del colapso. Nos tienen ad portas de consumirnos junto con el planeta, nos tienen migrando kilómetros y kilómetros con nuestros hijos en brazos, nos tienen en el engaño y la falsedad, en países destrozados y colonias imperialistas. Nos tienen, y esto es grave, lejos del amor. Lejos de la belleza y la compasión. Si la teología en cuanto discurso y praxis (vida cotidiana y práctica) inspirada en el Nazareno no modifica en nada esto, ni siquiera cuestiona las estructuras del patriarcado eclesial, militar, familiar y cultural entonces es mejor que siga encerrada en sí misma como un saber cómodo y demasiado conforme con sus revistas. La teología hoy debe ser impertinente. Si no lo es, debemos ponerle otro nombre: charla de bautismo, curso de oración, consagración a la virgen; pero no teología (a sabiendas que siempre hay una teología implícita).

Ronaldo perteneció y pertenece a esta escuela (teológica) de los impertinentes y, junto con muchas y muchos nos inspira, nos desafía, nos empuja, nos incomoda. Los problemas sociales, el estallido popular y la violencia del modelo (de los modelos), deben ser pensados desde la fe. La teología latinoamericana y esta, hecha en Chile y no en cualquier Chile, nos impelen a pensar esta tierra plurinacional tan llena de heridas. Los cristianos no pueden estar tranquilos en sus capillas y sacristías diciendo amén. Mucho menos apoyando movimientos racistas, clasistas, espiritualistas, moralistas, xenófobos y violentistas. Eso no tiene nada que ver con Jesús. Nada. La teología impertinente de Jesús invita a abrir los brazos, abrir la mente, abrir la palabra y los gestos para compartir vida, para enredarse y equivocarse. Para transformar estructuras y modificar prácticas y hábitos sin sentido ni significado. Y, en todo ello, Ronaldo Muñoz, sigue siendo un maestro.

 

Diego Irarrázaval

Diego Irarrázaval

Aquí en La Granja celebramos la porfiada esperanza y la  apertura al Espíritu, del tata Esteban, y del profeta Ronaldo, ambos porfiados y ambos dadores de esperanza, gracias al Espíritu de Jesús.

Al interior de la humanidad adolorida, y escuchando melodías del Espíritu de Jesús, las comunidades redescubren su fe cordial y forjan rutas de vida. Esto ha caracterizado la actividad cotidiana y la contribución teológica de Ronaldo Muñoz sscc, con su labor incansable desde los años 60 hasta su pascua el 2009. Al caminar con personas marginales -en Chile y América Latina- ha respondido a urgencias humanas y ha rediseñado la comunicación y celebración cristiana. Sus escritos tienen carácter profético, y expresan una bella y solidaria opción desde y con la población postergada.

En este 2019 en Chile palpamos un “antes y después”, crisis, incertidumbres, miedos, rupturas. Es un tiempo favorable, un kairós. Nos envuelve el largo proceso iniciado por audaces juventudes y mujeres a partir del 2006, que está culminando con protestas generales. Sobresalen cacerolazos, el 18 de octubre en la plaza Italia de Santiago, secuencias de marchas, indignación ante la violencia, fiestas, a lo largo y ancho del territorio.

Con los ojos del corazón cabe apreciar escritos del subversivo y transparente Ronaldo, un “teólogo de población” (como fue definido por El Mercurio). Sus escritos -llenos de pasión y compasión- encaran incesantes injusticias, y responden a signos de los tiempos, en que discernimos brizas y tormentas del Espíritu. Rolando Muñoz ha vibrado con la esperanza del pobre. Gracias al convivir y caminar latinoamericano, ha ido escuchando y compartiendo sufrimientos, proyectos, sabidurías vivenciales. De modo similar a lo hecho por el porfiado y humilde Ronaldo, cada persona fiel a la vida, cada comunidad atenta al Espíritu, constituye una instancia teologal y ministerial.

En nuestro continente disminuyen iniciativas ciudadanas del bien común, y, aumenta el ser cliente y consumidor del mercado global. El día a día es ego-céntrico, con desiguales oportunidades, y con descrédito de instituciones socio-políticas, religiosas, educacionales, familiares. Por otra parte, disminuye la miseria, y crecientes capas medias asumen el mito del progreso.

Espiritualmente uno siente la disyuntiva: Dios o la codicia material. También resurge el fundamentalismo institucional e inequidades de género, lo que afecta actitudes creyentes y organismos cristianos. A la vez, aumenta la desafiliación; por ejemplo en Chile, en dos décadas quienes no se sienten parte de instancias religiosas llegan a ser la tercera parte de la población adulta. Por otro lado, se multiplica el voluntariado solidario.

Ojalá en todas partes sea retomada la contestataria fidelidad al Espíritu, y, gracias a Dios sea celebrada la dignidad humana sin exclusiones. No caben eufemismos ni encubrimientos. Los llamados del Espíritu están bloqueados en la iglesia por su “clericalismo neo-conservador; y por estar poco abierta al ecumenismo cristiano, al diálogo interreligioso y muchas veces a la solidaridad humana”. Ronaldo ha incentivado el ser comunidades del pueblo de Dios, y un estar con los pobres y contra la pobreza. Ellos y ellas:

No sólo sufren privaciones e injusticia,
sino que son sujeto activo
de valores, de prácticas solidarias y proyectos;
tenemos que aprender de su solidaridad,
espontánea u organizada,
y tomar en serio sus sueños
de una sociedad igualitaria, fraterna
y en armonía con la naturaleza,
despertándolos y animándolos
con el Evangelio del reinado de Dios.

Es una postura realista, servicial, profética, y, en sintonía con el Espíritu del maestro de Nazaret. Su presente y porvenir es el bienestar de la humanidad, en la creación regalada por Dios, donde hay semillas y frutos y flores de esperanza.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: