NOTICIA

Sobrevivientes se querellan contra sacerdotes de los Sagrados Corazones y contra Precht y Ortega

La querella es contra de Andrés Peretiakowitz, Gerardo Johanonn, y Jorge Prieto (fallecido), más los diocesanos Miguel Ortega (fallecido) y excura Cristián Precht,
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

SANTIAGO, 4 OCT (KAIRÓS NEWS).- Una querella por la comisión de delitos de connotación sexual cometidos por un grupo de sacerdotes pertenecientes a la Congregación de los Sagrados Corazones y diocesanos, interpusieron algunos sobrevivientes de estos hechos.

En su comunicado, expresan: «Estamos hoy, aquí presentes, porque ha llegado nuestro tiempo, porque hemos despertado conscientes de un largo sueño de olvido, pena y dolor.

Estamos hoy, aquí presentes, frente a ustedes, orgullosos, valientes, lúcidos, renovados y llenos de coraje, para decir; no más, nunca más, y entregarles nuestra verdad.

La verdad los hará libres, escuchamos alguna vez decir, en esas mismas iglesias en donde también fuimos, violentados, vejados y despojados de nuestra vida primera; fuimos engañados y abusados a través de la palabra de Dios, a que nos violasen el cuerpo y el alma, matar nuestras confianzas y esperanzas, y nuestra Fe. Fuimos engañados por demonios, por el verdadero pecado contra el Espíritu Santo, cual es hablar de Dios para pervertir y matar inocentes.

Pues bien; estamos aquí para volver a ser libres a través de nuestra verdad.

Estamos hoy, aquí presentes, porque cuando pudimos y decidimos despertar, hablar, contar, entregar toda nuestra muerte forzada por Andrés Peretiakowitz, Gerardo Johanonn, Jorge Prieto, Miguel Ortega y Cristián Precht, nuestra Iglesia y la Congregación de los SSCC, no nos recibió ni nos dio suficiente y adecuada respuesta correspondiente a la gravedad de los hechos. Ellos tuvieron su oportunidad de recoger, cuidar, aceptar y reconocer, claramente y en detalle, nuestra verdad de todo lo que nos ocurrió y concretar todas las medidas posibles de reparación que nos merecemos.

Estamos hoy, aquí presentes, dado el rechazo, la débil y vergonzosa respuesta de las instituciones representantes de nuestros victimarios, para iniciar un nuevo camino de denuncia y de petición de ayuda a la justicia civil, para que sea conocida formalmente, legalmente, toda la verdad de la muerte en vida que nos fue forzada a padecer, para que aparezca con todos los detalles y sin eufemismo encubridores, toda la verdad, con el objetivo último de proteger a futuros niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos/as de estas barbaridades de lesa humanidad, de protegerlos, dejarlos atentos para que puedan defenderse a tiempo de instituciones y sus servidores abusivos.

Estamos hoy, aquí presentes, para con esta denuncia aportar con nuestro grano de arena, a exigir un verdadero nunca más, para realmente develar el verdadero rostro y acciones de Andrés Peretiakowitz, Gerardo Johanonn, Jorge Prieto, Miguel Ortega y Cristián Precht, para que nos ayuden a despojar a todos estos monstruos, violadores, demonios de todo reconocimiento de bondad y espiritualidad públicos y privados. Porque todavía está puesta la placa conmemorativa de Miguel Ortega a la entrada de la Capilla del Cerro San Cristóbal. Porque dos de ellos, Andrés Peretiakowitz y Gerardo Johanonn, están ocultos, cuidados y protegidos aún por sus propia Congregación, y mediante la excusa de vejez y enfermedad, siguen evitando exponer, sincerar y aceptar con toda fuerza, sus crímenes, y de esta forma, siguen siendo cómplices, encubridores y por supuesto que culpables.

Estamos hoy, aquí presentes, para ser la voz de muchísimos otros que, en silencio han abierto su corazón y han contado su historia de abuso, pero que, debido a sus graves heridas, no han podido juntar fuerzas para estar hoy frente a ustedes.

Estamos hoy, aquí presentes también para ser la voz de los que físicamente ya no están presentes por las barbaridades cometidas por estos demonios, que también destruyeron para siempre a sus familias, que no pudieron soportar el vivir con el recuerdo de estos tormentos y decidieron terminar con sus vidas.

Estamos hoy, aquí presentes, superando todo nuestro dolor y muerte, para agradecer el apoyo que nos ha brindado la periodista Nicole Martínez y otros medios que han aportado a esclarecer la verdad. También a la Fundación para la Confianza, y el trabajo precioso y gratuito de Juan Pablo Hermosilla y Josefina Gutiérrez, y a través de ellos, para pedirle ayuda a la justicia civil, para condenar con toda la fuerza posible estas atrocidades y a sus autores, para que quede en la historia y en la memoria de nuestra gente y de nuestro país.

Firman: Carolina Marín, Felipe Vial, Rodrigo Urbano,  y Pablo Avendaño.

REACCIONA LA CONGREGACIÓN DE LOS SS.CC.

Por su parte, conocidos los hechos, la Congregación de los Sagrados Corazones reaccionó mediante un comunicado de prensa que transcribimos a continuación.

Como Congregación de los Sagrados Corazones comunicamos que desde el día lunes 5 de agosto estamos al tanto de las denuncias realizadas a través de una radio por doña Carolina Marín Merino en contra de Gerardo Joannon, Juan Andrés Peretiatkowicz y Jorge Prieto, y de don Felipe Vial Arroyo en contra de Juan Andrés Peretiatkowicz.

A partir de esa fecha iniciamos la investigación canónica correspondiente, a cargo de la abogada penalista, doña María Cecilia Ramírez, que debiera arrojar resultados durante el mes de noviembre próximo.

Durante estos dos meses, hemos estado pendientes de las víctimas a través de la Fundación para la Confianza, y por su intermedio, desde septiembre también estamos apoyándolos con la terapia psicológica para estos dos denunciantes, de acuerdo a los nuevos lineamientos del papa Francisco (documento Motu Proprio “Luz del Mundo”, 09.05.19, Art. 5, 1 c), en orden a apoyar “a quienes afirman haber sido afectados”, con asistencia médica, terapéutica y psicológica.

El día 12 de septiembre, el Departamento de Prevención de Abusos, de la Conferencia Episcopal de Chile nos hizo llegar las denuncias presentadas ante ellos por Carolina Marín y Felipe Vial, el día anterior; denuncias que remitimos a la Fiscalía Nacional, y que fueron derivadas a la Fiscalía Oriente.

Hoy se ha dado un paso importante que esperábamos en orden a encausar las denuncias a través de las instancias jurisdiccionales competentes. Creemos que las víctimas tienen todo el derecho a querellarse o seguir los caminos que les permitan alcanzar la verdad, la justicia y la reparación que les debemos como Iglesia.

Reiteramos nuestra completa disposición a seguir colaborando en todas las vías pertinentes y reparar el daño que se ha producido en aquellas personas que han sufrido abusos por parte de algunos sacerdotes de nuestra Congregación y de la Iglesia.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: