NOTICIA

Sigue violencia y muerte en Wallmapu: Carabineros mata a otro weichafe quien realizaba acciones de sabotaje a Forestal Miminco

Héctor Llaintul, líder y vocero de la CAM (Coordsinadora Arauco Malleco) desmintió que se tratara de su hijo a quien se indicó en las primera horas de anoche como la víctima fatal de un enfrentamiento con Carabineros

(CARAHUE, 9/7/2021 DE RESUMEN.CL).– Un joven comunero identificado finalmente como Pablo Marchant, fue asesinado durante un enfrentamiento en el sector de Casa Piedra, en la ruta que une Tranapuente con Carahue.

Según consigna la prensa independiente, Carabineros informó que sus efectivos dispararon a un grupo de comuneros que ejecutaba un sabotaje contra maquinarias forestal en un fundo explotado por la Forestal Mininco.

El diario La Tercera, por su parte, señala que mientras prendían fuego a las máquinas -un camión cisterna, un bus y un skidder,- el personal policial llegó al lugar, y los sujetos comenzaron a disparar. Los efectivos se parapetaron ante el asedio de las balas. En ese contexto -de acuerdo a Carabineros- los atacantes intentaron acercarse al personal policial, siendo repelidos.

Añadió que el sujeto fallecido fue herido en el intercambio con un disparo en la cabeza, el que le provocó la muerte. Su cuerpo quedó tendido en el suelo junto a su arma, un fusil M-16, de acuerdo a los antecedentes entregados desde la institución policial.

La confusión de versiones

Pese a que inicialmente organismos públicos como fuentes de organizaciones mapuche apuntaron a que el joven asesinado era Ernesto Llaitul Pezoa, hijo de Héctor Llaitul, vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), fue la propia familia Llaitul Pezoa quien al identificar el cuerpo indicó que el joven asesinado era Pablo Marchant, estudiante de Antropología de la Universidad de Concepción y miembro de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM)

El periódico Interferencia, indicó que Héctor Llaitul dijo que «no sé por qué Carabineros dio por hecho que era mi hijo y como empezó a circular esa información, nosotros también lo suponíamos, pero cuando vimos el cuerpo vi que no era mi hijo, no era Ernesto. Hay un morbo terrible sobre que abatieron a mi hijo».

Las in formaciones de prensa señalan, además del asesinato de Marchant, que existe otro comunero herido cuyo paradero es desconocido.

Noticias de archivo: