NOTICIA

Religiosa afroamericana en la AE: «Hay que respetar lo que Dios ha creado diferente»

En el panel sobre raíces culturales de la Iglesia en América Latina y el Caribe, participaron la religiosa María Suyapa Cacho, de Honduras; el cardenal Felipe Arizmendi, de México, (vía teleconferencia); el sacerdote Venanzio Mwangi, IMC (Colombia) y la religiosa brasileña  Laura Vicuña, ICF.

23-11-2021   |   Kairós News

Los afroamericanos “en ocasiones, somos vistos como hijastros en la Iglesia; como si Ella no fuera nuestra Madre sino nuestra madrastra… no sé si por el color (de piel), no lo sabemos, pero es preciso sanar”.

Así lo señaló la religiosa María Suyapa Cacho, de Honduras, durante el panel de las culturas latinoamericanas que tuvo lugar durante la segunda jornada (mar 23) de la Asamblea Eclesial. Sobre la experiencia sinodal expresó que “fui de aldea en aldea y recogí muchas experiencias de los pueblos negros latinoamericanos en el proceso de escucha para esta Asamblea. Ahora no podemos callar lo que hemos vivido”.

En su lucha por el respeto a su raza en la iglesia, la hermana María contó que  el 12 de octubre de 2018, durante una celebración eucarística, el sacerdote paró la Misa porque escuchó a la comunidad cantar el Padre Nuestro en garífuna. Me dio mucha vergüenza y tuve que decirle al sacerdote nuestra indignación y nuestra certeza de que Cristo danza y canta con nosotros”, expresó.

Explicó que por «la heterogeneidad cultural de América Latina y el Caribe exige visibilizar la situación de los pueblos afrodescendientes e indígenas, promover su inclusión igualitaria en las agendas eclesiales y de gobiernos, al menos con los estándares de derechos internacionales reconocidos por la ONU».

«Para lograrlo –añadió– se requiere diálogo, trabajo conjunto con las organizaciones afros e indígenas sin ninguna manipulación; enfatizando el derecho a la diferencia, respetando lo que Dios ha creado diferente y buscando el entendimiento y colaboración mutua entre pueblos y culturas”.

Al concluir su intervención fue despedida con aplausos. Similares conceptos desarrolló durante la conferencia de prensa tenida en la mañana donde reclamó su espacio y el fin a la exclusión y clericalismo por ser religiosa mujer y negra.

 

Leer aquí la intervención completa de la religiosa afromericana, María Suyapa de Honduras.

Noticias de archivo: