NOTICIA

Primeras reacciones al documento de reparación de abusos: «Estamos partiendo al revés» y «se trata de crímenes»

Marcial Sánchez, doctor en Historia y experto eclesial y el médico Jaime Concha, víctima de los maristas, manifestaron sus primeras impresiones al leer el documento de la CECH

Marcial Sánchez, doctor en Historia y experto eclesial y el médico Jaime Concha, víctima de los maristas, manifestaron sus primeras impresiones al leer el documento de la CECH

27.10.2021   |   KairósNews

Para conocer qué reparar primero hay que conocer la verdad, sostiene el historiador y experto eclesial, Marcial Sánchez, en su primera reacción al documento de la Conferencia Episcopal dirigido a las autoridades eclesiásticas sobre orientaciones apara la reparación de abusos, emitido hoy.

Verdad

«Lamentablemente, yo todavía observo dentro de la Conferencia Episcopal —dice Marcial Sánchez— primero que no sabemos esa verdad, podemos creer interpretar un algo histórico de esa verdad, pero no la sabemos porque no hemos abordado esa verdad. Y después tenemos que ser capaz de poder asumir esa verdad. Y en la medida que somos capaces de poder asumir lo que eso implica, tenemos dos posibilidades negarla o hacernos cargo. Y obviamente, si hemos sido capaces de poder caminar por ahí, debemos hacernos cargo

y en la medida que se hace cargo uno debe responsabilizarse».

Añade sosteniendo que «la responsabilidad pasa por varios aspectos, pero primero es más importante la verdad, para poder efectivamente ser capaces de asumir con la responsabilidad institucional que no aparece acá. Solamente aparece la responsabilidad personal, que bastante lógica del abusador. Por eso todavía queda mucho, mucho por caminar. Lo importante es que algo se está haciendo y eso de reconocerse. Pero parece que estamos partiendo al revés», afirmó.

 

Escuchar a Marcial Sánchez: Escuchar a Jaime Concha:

Son crímenes

Por su parte, el doctor Jaime Concha, una de las víctimas en el caso de los maristas. señaló que «después de tanta traición, mentira, daño, encubrimiento y negacionismo por parte de la Iglesia Católica, a la Conferencia Episcopal y cada una de las congregaciones religiosas cuesta creerles. Lo mínimo en el siglo XXI es que reconozcan la obligación de denunciar todo junto al delito, a la justicia civil», declaró.

«No se trata de pecados ni errores. Se trata de crímenes. No puede haber un espacio seguro ni reparación al interior de la Iglesia Católica si no existe la expresa obligación de denunciar todo eventual delito a la justicia civil», concluyó el galeno.

 

Noticias de archivo: