NOTICIA

Juan Carlos Claret: Scicluna en México, desafío en Chile

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

El año 2005, el arzobispo Charles Scicluna fue enviado a México para recabar los antecedentes de las denuncias en contra de Marcial Maciel. Juntó todo el material, lo entregó al pontífice y Maciel fue convidado a una vida de oración y penitencia. Y pese a que ese abusador no se entiende sin una compleja red de laicos, empresarios y obispos, nada más cambió. De hecho, los Legionarios siguen incólumes.

El año 2018, ante la presión ejercida, Scicluna fue enviado a Chile junto a Jordi Bertomeu. Mismo método: recibieron denuncias, atendieron a víctimas, juntaron suficiente material y lo sustrajeron del país escondiéndolos en instancias vaticanas. Justificaron su proceder en condiciones que nunca nos advirtieron, y a los que nos pusimos más críticos, nos regalaron rosarios que el Papa había enviado para tales efectos. A la fecha, nada sustancial ha cambiado.

Y ahora que el Senado de México está a punto de dar luz verde a una comisión estatal para investigar los delitos de cuello clerical, la Santa Sede se asustó y enviará a Scicluna nuevamente a ese país para asesorar a los obispos y reunirse con víctimas, las que sin duda acudirán confiando en la Iglesia. Sin embargo, recibirán sus denuncias para sustraer las pruebas del país y esconderlos en el Vaticano ya no bajo secreto pontificio, pero sí bajo el secreto confiado y de oficio.

Los hechos hablan por sí solos: lo vivido en Chile no fue un acto de justicia, sino parte de un guión diseñado en el Vaticano con tal de esconder antecedentes criminales para mantener el prestigio de la institución. Probablemente a eso vino Scicluna a Chile: a sustraer información ante lo que podría ser una comisión chilena, que parece ser lo único que asusta al Vaticano y sobre la cual el presidente Piñera aún no se pronuncia.

Y mientras observamos cómo ese guión de silencio es ejecutado, se siguen vulnerando los derechos humanos de cientos de víctimas.

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: