NOTICIA

Hito histórico: Casi mil integrantes del Pueblo de Dios en América Latina y el Caribe inician su Primera Asamblea Eclesial

Acogiendo la convocatoria que en enero de este año hizo el papa Francisco, se inició oficialmente esta trascendental asamblea que tiene proyecciones y expectativas de generar anhelados cambios en la iglesia. En la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe se realizó la eucaristía inicial que lo más sobresaliente fue el la homilía del obispo Miguel Cabrejos.

21.11.2021

Con la esperanza de que la iglesia en América Latina dé pasos significativos hacia los cambios que necesita, consistentes -entre otros- en un rol protagónico a las mujeres, generación de espacios de seguridad y transparencia poniendo fin a los abusos de todo tipo, promoviendo la fraternidad y relaciones horizontales por sobre el poder clerical, casi mil asambleístas de todo el continente dieron el puntapié inicial a una jornada que promete avanzar en la historia.

El optimismo reina más en laicas y laicos asambleístas que en curas y obispos, muchos de los cuales en diferentes países son escépticos frente a esos cambios y les cuesta seguir el trote que lleva el Papa Francisco.

En esta eucaristía inaugural -realizada en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, en Ciudad de México y seguida virtualmente en todo el continente- esas esperanzas del pueblo de Dios aún no afloraron como tampoco los signos de las ricas culturas latinoamericanas, salvo los nuevos ornamentos del clero alusivos a la Virgen de Guadalupe,

La homilía la realizó el arzobispo de Trujillo (Perú), Miguel Cabrejos, actual presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano – Celam, que también preside la asamblea.

En su alocución, Cabrejos destacó la importancia de esta asamblea que reúne a todo el pueblo de Dios y no solo a obispos como en las antiguas conferencias generales del episcopado. Asi, también destacó el trabajo sinodal de la iglesia (Ver nota aparte).

Por la tarde el programa contempla la capacitación de quienes en todo el continente llevarán adelante la metodología de esta semana de reunión. Las sesiones se abren mañana lunes por la mañana.

MODO PRESENCIAL

Un total de 80 personas han llegado hasta la sede de la Conferencia Episcopal Mexicana, denominada Casa Lago (por su cercanía con el lago Guadalupe), en el sector norte de la capital, quienes representan distintas expresiones continentales de la iglesia tales como seminarios, Caritas, movimientos, comunicadores, redes ecologistas, etc.

La sede es un majestuoso edificio que alberga a los casi 100 obispo mexicanos en sus reuniones, se yergue sobre una colina y de lejos se observa una estructura sólida que se levanta sobre el altar mayor de la capilla principal, y que representa una mitra episcopal.

La casa cuenta con todo tipo de comodidades para reuniones, congresos, encuentros y actividades conexas. Además, en esta ciudadela también conviven edificios de diferentes congregaciones religiosas y colegios.

Noticias de archivo: