NOTICIA

«Hermanos Todos» es la próxima encíclica de Francisco que abordaría la «conversión humana y ecológica»

El documento está subtitulado "Sobre la fraternidad y la amistad social". El Papa lo firmará después de la Misa celebrada en la Basílica Franciscana en Asís (foto portada). La ceremonia será sin fieles en el respeto de la actual situación sanitaria.
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

(CIUDAD DEL VATICANO, 06.09.2020  – KAIRÓS NEWS / Agencias).- El papa Francisco tiene lista su tercera encíclica de su pontificado, cuya publicación sería inminente, según una información de Maria Antonietta Calabrò en la edición italiana del Huffington Post, quien señaló que “el anuncio informal lo realizó ayer por la tarde el obispo de Rieti, Domenico Pompili, durante la presentación de las iniciativas previstas desde ahora y hasta 2023 por los ochocientos años de la Regla del Santo de Asís”.

Se trata de la tercera encíclica del papa Francisco después de Lumen Fidei de 2013, apenas llegado al pontificado, y Laudato si’ de 2015. Esta última, sobre todo, se hizo famosa por las referencias ecologistas del papa, indicando entre otras cosas que ciertos bienes de la naturaleza son bienes comunes, como el clima y el agua potable, y subrayando ciertas responsabilidades de la política internacional en la degradación de la naturaleza.

Según informó Vatican News, la próxima encíclica «Fratelli tutti (Hermanos todos)» sobre la fraternidad y la amistad social, se inspira en el título de los escritos de San Francisco: «Miremos, todos los hermanos, al buen pastor que sostuvo la pasión de la cruz para salvar a sus ovejas». (Admoniciones, 6, 1: FF 155).

El Papa la firmará en la tarde del 3 de octubre, después de haber llegado a Asís a las 15 horas y haber celebrado la misa en la Basílica inferior. Una celebración todavía condicionada por la pandemia, ya que el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Matteo Bruni, informó de la información de la Prefectura de la Casa Pontificia, según la cual por deseo de Francisco, la visita «se realizará de forma privada, sin ninguna participación de los fieles», «debido a la situación sanitaria». Tan pronto como la celebración termine, el Papa regresará al Vaticano.

En el corazón de un Magisterio

El título del último documento se refiere a un valor central del Magisterio de Francisco, que en la noche de su elección, el 13 de marzo de 2013, se presenta al mundo con la palabra «hermanos». Y hermanos son los invisibles que abraza en Lampedusa, los inmigrantes, en su primera salida del Pontificado. Shimon Peres y Abu Mazen que dan la mano al Papa en 2014 son también un ejemplo de esa fraternidad que tiene como objetivo la paz. Hasta la Declaración de Abu Dhabi del año pasado, también en este caso un documento sobre la «hermandad humana» que, según Francisco, «nace de la fe en Dios que es Padre de todos y Padre de la paz».

Como han señalado algunos medios vaticanos, el título de la nueva encíclica “Fratelli tutti” (hermanos todos) hace referencia también a las primeras palabras que Francisco dirigió al mundo el 13 de marzo de 2013, empezando con la palabra ”fratelli e sorelle” (hermanos y hermanas). Pero Francisco ha usado la palabra “hermanos” también para dirigirse a otros personajes, como los inmigrantes que llegan a las costas italianas, y a los que siempre defiende y recuerda como sus hermanos, insistiendo en la necesidad de la solidaridad.

En los últimos meses el Papa, en el contexto de crisis debido a la pandemia del coronavirus ha desnudado las miserias de un mundo afectado por otro grave virus: una “economía enferma”, que devasta al ser humano y al planeta. Esta idea, recalcada por Francisco en la audiencia general de este miércoles, sería la base de su tercera encíclica. A la hora de empezar a trabajar en “el mundo post-COVID”, el motor ha de ser el de que “de esta crisis hemos de salir mejores”.

Documento conjunto

En este contexto, la revista Vida Nueva de España, reqcuerda que adquiere si cabe una dimensión especial el anuncio de ayer de la Sala de Prensa de la Santa Sede por el que el Consejo Mundial de Iglesias y el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso publican un documento conjunto titulado ‘Al servicio de un mundo herido en solidaridad interreligiosa: un llamado cristiano a la reflexión y la acción durante el COVID-19’.

Parece claro que, en estos seis meses de confinamiento, muchos en el Vaticano, espoleados por el Papa, han puesto en la diana un objetivo claro: adelantarse al futuro y empezar a trabajar para reconstruir un mundo que ya estaba muy dañado por la desigualdad y cuya brecha está agrandando, aún más, el coronavirus.

El hecho de venir a firmar su encíclica a Asís en la que se habla de la solidaridad, “nos da nuevo coraje y fuerzas para re iniciar”, comentó por su parte el obispo de Asis, Domenico Sorrentino. “Mientras el mundo sufre una pandemia que pone a tantos pueblos en dificultad y nos hace sentirnos hermanos en el dolor, no podemos no sentir la necesidad de transformarnos en hermanos en el amor. No nos salvaremos si no estamos juntos”, concluyó Sorrentino que agradeció al papa Francisco por este gesto que “nos llena de conmoción y de gratitud”.

El papa Francisco está prácticamente encerrado en el Vaticano desde que empezó la pandemia. Alguna breve visita la ha hecho en Italia pero todos sus viajes internacionales fueron suspendidos, sobre todo porque dada la pandemia, es mejor evitar las grandes concentraciones de gente que generalmente se producen durante las visitas papales. Esto lo explicó el secretario de estado, cardenal Pietro Parolin, al retornar de un viaje al Libano, después de la tragedia de la explosión en el puerto de Beirut. “En Beirut -dijo Parolin- muchos han pedido al visita del papa, pero el problema sigue siendo el covid”. 

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: