NOTICIA

ESTRELLA GUTIÉRREZ: Tantas malas noticias dan ganas de llorar

por ESTRELLA GUTIÉRREZ
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

E

l racismo y la brutal represión contra el pueblo mapuche, el asesinato de Ámbar, la pandemia que no cede, la crisis económica, etc. ¿Cómo mantener la esperanza? ¿Cómo lo hacen las personas que dicen no tener fe? Nuestro mundo se derrumba. No es un derrumbe tan violento y localizado como la bomba de Hiroshima o la reciente explosión en Beirut. Es algo más progresivo y global.

Una buena mujer me decía, “yo creo que Diosito está muy enojado”. La escuché sin rebatirle. Le pregunté cómo se sentía con todo esto. “Afligida; creo que nos está castigando porque nos hemos portado muy mal”.

Hay personas que conciben a un Dios castigador. En el A.T. hay muchos relatos que nos muestran a un Dios celoso e iracundo contra los paganos.

¿Por qué sorprendernos que mucha gente sencilla a la que se le ha inculcado que es muy pecadora conciba a Dios como alguien que nos castiga para corregirnos?

¿Por qué sorprendernos cuando muchos de ellos fueron corregidos a golpes por sus propios padres? “La letra con sangre entra”, se decía. La evolución hacia formas más humanas de educación es relativamente reciente.

Se ha insistido poco, creo, que pese a nuestro pecado, Jesús nos regaló su ESPIRITU y éste sopla donde quiere, en CREYENTES O NO CREYENTES; a veces más en estos últimos que en los primeros.

Ese Espíritu nos lleva a conmovernos frente al dolor ajeno y a hacer algo para aliviar situaciones injustas u opresivas que sufren los cesantes, los mapuches, enfermos abandonados, niños sin hogar, mujeres maltratadas, víctimas de abusos, migrantes, encarcelados, etc.

Me hace bien recordar estos hechos. No salen en los medios pero ocurren a diario en todos los rincones del mundo. Cada ser humano que se suma a cualquiera de ellos lo hace movido por ese ESPIRITU. Aunque no lo sepa.

Y aunque sigo triste, se que este ESPIRITU no nos abandonará y vencerá al otro espíritu, ese que rinde culto a los ídolos del dinero, del poder, de la fama y toda clase de egoísmos.

 

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: