NOTICIA

ESTRELLA GUTIÉRREZ: Hágase tu voluntad

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

T

odos conocemos personas que han perdido un ser querido a causa del COVID. También a personas que miran esta tragedia como si fuera un castigo de Dios y a otras que en medio de su dolor aceptan estas pérdidas con resignación, recordando el Padre Nuestro: “Hágase tu voluntad”

Cuando Jesús enseñó a orar a sus amigos creo que quería comunicarles su gran deseo de que nos esforzáramos en hacer la voluntad de su Padre; que no se refería a la idea de un sometimiento ciego a un designio macabro de Dios porque ÉL desea lo mejor para TODAS sus criaturas. De lo contrario sería demonio. No Dios.

Dios, fuente de toda vida no puede desear otra cosa que el bien de todas sus criaturas. El tema se complica cuando empezamos a ver la muerte como un castigo (bueno, eso se nos ha enseñado por siglos y siglos…) cuando en verdad la muerte no es otra cosa que el retorno al seno materno-paterno de Dios. No niego que muchas veces, como hoy en día, la muerte está rodeada de circunstancias muy trágicas y dolorosas. ¡Ojalá nunca miráramos la muerte como una fatalidad, donde Dios caprichoso “hace” su voluntad!

Volvamos al sermón. Allí Jesús nos hizo una propuesta de felicidad muy a contrapelo de los criterios de la cultura egocéntrica. Las bienaventuranzas deberían ser el proyecto de vida de todo cristiano. Por eso cuando decimos “hágase tu voluntad”, ojalá dijéramos, no solo que se haga su voluntad cuando las cosas YA NO DEPENDEN de cualquier esfuerzo terapéutico, sino ESPECIALMENTE que la hagamos como nos lo enseñó en el sermón de la montaña. Porque a fin de cuentas con esos criterios seremos juzgados.

Sin duda nadie pueden cumplir TODAS las bienaventuranzas, ¡ojalá así fuera! pero para hacer avanzar su reino, creo que Dios cuenta con que unos trabajen más activamente por la justicia, otros, para dar de comer a los hambrientos, en tanto que otros lo hagan en defensa de los D.D.H.H., de la paz, de la creación, etc.

¡Muchos sin orar el Padre Nuestro, HACEN la VOLUNTAD de Dios!

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: