NOTICIA

En relaciones de género, las redes sociales son más equitativas que los medios tradicionales en la información política

Un estudio de la Universidad Central dio cuenta de que quienes más acceden a los contenidos políticos son personas de niveles socioeconómicos mayores. Los hombres y las personas de mayor edad son quienes optan preferentemente por medios tradicionales, como la televisión y la prensa escrita, mientras que los jóvenes se inclinan por las redes sociales. En las plataformas digitales casi no existe una brecha de género, según los datos.
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

“Brechas individuales en el consumo de información política en la televisión, prensa y redes sociales en Chile (2011-2019)”, es el título de un estudio realizado por los investigadores del Instituto de Investigación y Postgrado de la Facultad de Economía, Gobierno y Comunicaciones UCEN Matías Gómez y Felipe González, en el cual analizan la distribución de las tendencias en la población a la hora de informarse.

Dentro de los principales resultados de la investigación que contempla el período comprendido entre los años 2011 y 2019, queda en evidencia que las diferencias de género están presentes en las audiencias de los medios tradicionales, brecha que tiende a acortarse, e incluso se anula, en las redes sociales.

Además, “se observan diferencias etarias sustantivas en el caso de la televisión, donde las personas de mayor edad consumen mucho más que las personas más jóvenes. En cambio, en el caso de las redes sociales se nota un cambio de dirección en dicha diferencia, donde las personas de menor edad consumen más información que las personas mayores”, sostienen los investigadores en una de las conclusiones de su trabajo.

Otro de los resultados revela que las personas con mayor escolaridad consumen más información sobre temas políticos que las personas con menor nivel de educación, “generando un problema por cuanto los grupos menos educados quedan excluidos del acontecer sobre asuntos políticos”, señala el estudio.

Ambos autores recurren a una nutrida bibliografía para fundamentar y contextualizar los resultados de esta investigación que contiene gráficos, figuras y tablas comparativas para dar cuenta de lo que los investigadores llaman “una fotografía general” del período analizado, pero que permite establecer proyecciones y tendencias.

Resultados

El estudio dio cuenta de que quienes más acceden a estos contenidos son personas de niveles socioeconómicos mayores. Los hombres y las personas de mayor edad son quienes optan preferentemente por medios tradicionales, como la televisión y la prensa escrita, mientras que los jóvenes se inclinan por las redes sociales. En las plataformas digitales casi no existe una brecha de género, según los datos.

«Tanto en la prensa como en la televisión, son los hombres los que consumen mayor información política que las mujeres, mientras que en el caso de las redes sociales lo que ocurre es que no hay diferencias de género, y eso es bastante interesante», dijo Matías Gómez, uno de los investigadores, quien además identificó algunos factores, como el tiempo, menor en niveles socioeconómicos más bajos y en mujeres, y el costo de acceso de algunos medios que funcionan vía suscripción, como diarios y canales de TV cable.

El análisis se realizó en base a datos provenientes de las Encuestas del Centro de Estudios Públicos (CEP), entre el 2011 y el 2019, con una muestra de 12.720 casos. Entre los principales resultados está que «los medios tradicionales de comunicación (televisión y prensa) presentaron diferencias de género sustantivas entre en el periodo analizado, mientras que la esfera digital anula las diferencias entre hombres y mujeres».

A eso se suma la diferencia generacional, donde las personas de mayor edad prefieren acceder a información política a través de la televisión, mientras que los más jóvenes lo hacen a través de las redes sociales. También, que «las personas con mayor escolaridad consumen más información sobre temas políticos que las personas con menor escolaridad, generando un problema por cuanto los grupos menos educados quedan excluidos del acontecer sobre asuntos políticos».

Finalmente, la investigación deja en evidencia que quienes tienen una posición política declarada consumen más información sobre el tema que quienes no toman partido en los espacios más clásicos de la política, de manera transversal en los distintos soportes de información. Además, «se observa una relación recíproca en el consumo entre los tres medios analizados, de manera que el consumir un medio aumenta la probabilidad de consumir otro».

Descarga el estudio aquí

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: