NOTICIA

Emotivo y simbólico discurso del convencional por Osorno, Mario Vargas Vidal

Apelando a su identidad e historia, Vargas marcó éticamente y con valores cristianos la construcción de una nueva Constitución para Chile. Es el heredero de una familia que lucha por la libertad y la justicia. Hasta hace poco fue el gran líder del Movimiento de Laicas y Laicos de Osorno.

Apelando a su identidad e historia, Vargas marcó éticamente y con valores cristianos la construcción de una nueva Constitución para Chile. Es el heredero de una familia que lucha por la libertad y la justicia. Hasta hace poco fue el gran líder del Movimiento de Laicas y Laicos de Osorno.

29.10.2021   |   KairosNews

Siguiendo un estilo de versos en cuarteta, el convencional constitucional elegido por Osorno, Mario Vargas Vidal, pronunció su discurso de inuguración de la parte de redacción de contenidos de la nueva Carta Fundamental.

Vargas es un líder cristiano, de la región de Los Lagos que en este discurso expresa los contenidos de fondo llevados ala práctica concreta e historia de los valores fundamentales para la nueva Constitución.

He aquí el texto completo:

 

Lamien Elisa, Me Bassa, señor Secretario,
compañeras y compañeros convencionales,
permítanme,
por favor:

Quiero dar gracias a Dios,
por haberme permitido llegar a este lugar,
y a mi gran maestro que guía mis pasos:
el Hijo del Carpintero,

Aquel que hizo una opción radical por los más pobres,
que proclamó el amor y la justicia,
que desafió a las autoridades de su tiempo.
Este Cristo, que camina junto a mi pueblo.

Un cariñoso saludo
a la Organización de Laicas y Laicos de Osorno,
que durante tres años y medio luchamos contra el Estado Vaticano,
¡y ganamos! (aplausos).

Vengo del sur:
De San Pablo, Puyehue, San Juan de la Costa, Osorno.
De Purranque, Río Negro, Frutillar, Fresia, Los Muermos, Puerto Octay.
De Lanquihue, y Puerto Varas.

Vengo de noches heladas y lluvias furiosas.
De inviernos interminables.
De hogares cálidos, junto a una chimenea o estufa a leña,
compartiendo en familia una rica sopaipilla y un mate.

Gente del sur,
que aprendió que todo se da a su tiempo y en su justa medida.
Hemos aprendido a vivir con calma,
comprendiendo que la vida no es una carrera.

Soy hijo de Hilda y Aníbal, mis padres.
A los 6 años, llegué junto a mis hermanos
a la Población El Esfuerzo, de Osorno,
la primera población autoconstrucción en Chile.

Aprendí in situ lo solidario y comunitario de este proyecto social:
El que tenía más, ayudaba al ​_que tenía menos.
El que sabía más, enseñaba al que sabía menos.
Esto marcó mi vida para siempre.

Mi abuelo, José, constructor de casas,
loteó todos los terrenos en su justa medida.
Es por lo que una de las calles principales, hoy día,
lleva su nombre.

Al fallecer mi abuelo, mi padre, Aníbal, continuó su legado.
También constructor de casas concluyó lo mandatado por la comunidad.
También una de las calles,
lleva el nombre de mi padre.

Hoy,
veintiséis de octubre
del año dos mil veintiuno,
el hijo del carpintero
se apronta a construir su última casa.

La obra inconclusa.
La que por años
hemos esperado y llorado como pueblo.
La que se nos negaba construir.

Por lo tanto,
me pongo al servicio de esta construcción,
así como lo hizo alguna vez mi abuelo
y mi padre.

Con todos mis talentos,
conocimientos,
con mis virtudes
pero también con mis defectos.

Una casa linda,
hermosa,
donde todos podemos caber,
donde todas las manos se necesiten.

Una casa justa,
digna.
Donde todos tengamos lo necesario para vivir.
Una casa intercultural y pluricultural.

Una casa democrática,
donde nuestras voces sean escuchadas.
Una casa donde sus dirigentes sean ejemplos de verdad
transparencia y trabajo.

La casa donde muchos dejaron sus ojos,
sus vidas y su libertad.
la cual reclamamos a gritos:
libertad y justicia.

A los que se atrevieron a luchar
jamás en esta nueva casa se olvidarán sus sacrificios.
Honraremos sus nombres
en cada esquina y en cada calle.

Este momento histórico
requiere estar dispuestos a ser flexibles,
escuchar a los demás,
sobre todo, escuchar.

Si queremos mantener nuestro rumbo a toda costa quizás no lleguemos a nuestro destino.
No podemos cambiar la dirección del viento
pero juntos podemos ajustar nuestras velas
para llegar a nuestro destino.

¡No tengamos miedo!
para dar los pasos necesarios,
cruzar las fronteras
y lograr los grandes acuerdos.

Cuando estamos en el miedo,
no hay espacio para el amor.
Cuando estamos en el amor,
no hay espacio para el miedo.

Es cierto.
Estamos convencidos de cambiar nuestro querido Chile,
por un país más justo, solidario, más humano,
de oportunidades para todos

Pero
¿qué estamos dispuestos a cambiar nosotros?
Si queremos cambiar Chile
empecemos por lavar nuestra taza del desayuno.

Mañana este constructo,
la pega será más ardua
tendremos que poner más esfuerzo,
más corazón y más convicción.

Tendremos que dar más firmeza necesaria a esta casa nueva
para que cuando vengan los primeros vientos
que sí van a venir
nuestra casa no se nos venga a bajo.

Como dijo uno de mis maestros de vida
a quien honro en este espacio, Salvador Allende
tenemos que poner más pasión y más cariño para hacer más grande a Chile
y cada vez más justa la vida en nuestra patria.

Permítanme,
compañeros y compañeras convencionales
hacer un homenaje a todos, todes
y todas las profesoras de Chile (aplausos).

Colegas:
las reivindicaciones laborales de los profesores chilenos
son irrenunciables.
Sépalo señor Presidente y los gobiernos que vengan.

Y desde esta tribuna
me comprometo junto a ustedes
a cambiar estructuralmente
la educación chilena.

Me despido
amando a mis maestros
que me enseñaron a leer y a escribir.
Me permitieron soñar.

Los de escuelita España de Osorno.
Mis colegas del Liceo Eleuterio Ramírez.
Mi querida Universidad de los Lagos.
Los que hoy día me permiten estar aquí como un verdadero maestro.

Me despido con el lenguaje de los cantores del sur:
y con ellos, todos los artistas de Chile
que junto a un fogón
tiran sus décimas al aire
al sonar de sus guitarras.

Queremos transformar todo:
educación, vivienda y salud.
Y con toda su virtud
nos preparamos para la gran pega
donde nadie se sosiega
a cambiar la antigua casa
donde todo se amordaza
y nada deja crecer.

Con todo nuestro newen nos mudamos a nueva plaza.
A mi región de Los Lagos y a todo mi distrito
este es un gran hito que lo quiero compartir
con todo mi sentir.
Que bien, que vengan los bienhechores
cantando a mil tambores
se viene la revolución con la fuerza del amor
pensión digna para adulto mayor.

En la Comisión Transitoria de Derechos Humanos
nos instalamos como sabios discutiendo con bravura
los crímenes de la dictadura,
el genocidio de los pueblos originarios,
donde solo el imaginario
puede hablar con todo impacto
y librarnos de este manto
que impusieron con fuego y furia.

Muchas gracias.

 

Mario Vargas Vidal
Convencional Constitucional
Discurso pronunciado en asamblea de la Convención Constitucional el 26 de octubre de 2021.

 

Ver video aquí:

https://www.facebook.com/MarioVargasVidalConstituyente/videos/1035642597267954/

 

Noticias de archivo: