NOTICIA

Colombia: 10 muertos, centenares de heridos y medio millar de detenidos en protesta donde la policía también dispara a los ojos.

Informaciones de prensa dan cuenta de la gravedad de los hechos con abusos de la policía donde el pueblo protesta por una reforma tribuitaria que impulsa el gobierno. Un centenar de organizaciones sociales demandan justicia a la Corte Interamericana de DDHH y la Iglesia Católica propone repensar la economía del país.
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

(BOGOTÁ, COLOMBIA, 1/5/2021. KAIRÓS NEWS / AGENCIAS). — Las jornadas de protestas de estos últimos días han estado marcadas por actos de violencia y por la represión policial, que incluso habría incurrido en violaciones a los derechos humanos. Como ya es costumbre, la ONG Temblores le hizo seguimiento a la labor policial durante los días de protesta y este sábado saco un informe parcial de las posibles irregularidades cometidas por la Fuerza Pública.

Según Temblores, en tres días de protesta, “miembros de la Policía, de manera deliberada y premeditada, asesinaron a al menos 10 personas en medio de las protestas convocadas a lo largo y ancho del país”. La Organización aseguró que dispuso de su equipo para establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar de estas muertes.

En el mismo camino, Temblores informó que a su plataforma Grita, diseñada para recibir y recopilar casos de abuso policial, llegaron 851 casos de posibles acciones irregulares por parte de la Fuerza Pública. Estas cifras apenas se habrían reportado en los tres primeros días de movilizaciones sociales.

Además de reportar estos casos, la ONG pudo caracterizar varios de estos hechos. En su gran mayoría, 655, hacen referencia a detenciones arbitrarias en contra de manifestantes. En segundo lugar, se reportaron 98 intervenciones violentas por parte de la Fuerza Pública. Y de forma muy similar, hubo 68 víctimas de violencia física por parte únicamente de la Policía.

En otro renglón, se reportaron 18 casos en los que miembros de la Fuerza Pública dispararon y 8 víctimas de agresiones en sus ojos. Por otro lado, frente a muertes, la organización que hace seguimiento a las acciones policiales reportó que una persona habría muerto en el marco de las movilizaciones y otras 13 fueron “víctimas de violencia homicida por parte de la Policía.

Varias organizaciones sociales se unieron para denunciar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) las posibles violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes estatales durante las movilizaciones en protesta por la reforma tributaria. En el documento, 97 organizaciones prendieron las alarmas sobre los hechos irregulares que han ocurrido desde el miércoles.

Los firmantes le pidieron al CIDH que se dirija directamente al gobierno colombiano y le exija “medidas de protección a la vida, integridad personal, libertad, debido proceso, libertad de expresión, libertad de asociación, derecho de reunión, derecho a la participación y demás derechos fundamentales”.

La denuncia hizo especial énfasis en que desde el mismo llamado a la movilización se ha sentido la estigmatización e incluso hicieron mención del cuestionado trino del expresidente Álvaro Uribe que fue retirado por la propia plataforma debido a violaciones a su política de no glorificar la violencia. Para los autores del texto, esta acción es una “justificación de la violencia armada en contra de las personas manifestantes.

Los denunciantes consideraron que, en las últimas jornadas, los agentes estatales han incurrido en faltas como la estigmatización de la protesta, el uso indiscriminado y desproporcionado de la fuerza por la Policía, el abuso de figuras policiales, allanamientos ilegales, judicializaciones arbitrarias y la intervención del Ejército en los escenarios de protesta.

La alerta entró a detallar casos puntuales de las posibles vulneraciones de derechos humanos por parte de los agentes estatales. El listado incluye 105 personas heridas, cuatro de ellas con impactos de armas de fuego y seis con lesiones oculares. También incluyeron 14 muertes en las manifestaciones de Cali, de los cuales hay siete casos verificados y el resto en espera de aclarar los hechos.

La denuncia hace un reporte de 445 detenciones arbitrarias en las principales ciudades del país. De estas, 159 se habrían dado en Medellín y el resto en Bogotá, Cali, Yopal, Neiva, Ibagué, Pasto, Villavicencio y Barranquilla. Según este informe, las autoridades estarían abusando del traslado por protección para realizar detenciones masivas y sin justificación.

Precisamente en la capital de Antioquia, de acuerdo con los denunciantes, hubo 226 agresiones de las autoridades a defensores de derechos humanos y a la prensa en una sola jornada, la del 28 de abril. Luego, al siguiente día, se habría presentado una agresión por agentes estatales que dejó como resultado 6 defensores con graves lesiones.

Según los movimientos sociales firmantes, no solo han sido las detenciones sino que los miembros de la Fuerza Pública han cometido actos de tortura en contra de los que se manifestaban e incluso aquellos que solo transitaban por las zonas de las movilizaciones.

“Golpizas, amenazas, choques eléctricos fueron propinados por los policiales de manera indiscriminada y brutal, produciendo heridas abiertas y graves contusiones a las víctimas, así como nuevamente se presentan agresiones en contra de las mujeres por su sexualidad y condición de género”, reza el informe enviado a la Comisión interamericana.

En este mismo grupo de denuncias se menciona dos casos de violencia sexual que habrían sido perpetrados por agentes del Esmad. Uno de ellos se habría reportado el 28 de abril, en Soacha, y el otro en la jornada de este viernes, en Cali. Por otro lado, el texto también revela el caso de una joven en Medellín que habría sido violentada sexualmente por el médico legista que valoró sus lesiones tras agresiones por las autoridades.

La denuncia también señala los 9 allanamientos y 14 capturas a jóvenes en la antesala del 28 de abril. Todas estas fueron llevadas a cabo por la Fiscalía, que llegó a asegurar que los detenidos eran miembros de grupos terroristas que participaron de los desórdenes de septiembre de 2020. Para los denunciantes, se violó el principio de inocencia y se cometieron varias irregularidades que desencadenaron que las capturas fueran declaradas ilegales. En este mismo caso señalaron que supuestamente habría seguimientos y persecución por parte de las autoridades.

Tras enumerar las posibles violaciones por parte de agentes del Estado, las organizaciones sociales le pidieron a la CIDH que le haga al Gobierno de Iván Duque cinco exigencias puntuales: respeto irrestricto al derecho a la protesta; suspensión del Esmad en las manifestaciones; erradicar la militarización y cualquier estrategia de guerra contra la protesta; evitar hacer discursos estigmatizantes en contra de los manifestantes; y que todos los casos enunciados pasen a la jurisdicción ordinaria y no sean estudiados por la justicia militar, reconocida por sus demoras y señalada de favorecer la impunidad a sus procesados

Voz del Episcopado

La Conferencia Episcopal de Colombia llamó a orar por las personas que sufren por carecer de lo necesario para vivir con dignidad, es decir, subsistencia, protección y  afecto, pero también para que la caridad los lleve a ser solidarios con ellos, sus familias y comunidades. Una oración que incluye a las familias, especialmente aquellas que “a causa de la violencia, el desplazamiento y el desconcierto han sufrido la dispersión”. Para ellas, los obispos exhortan que las personas e instituciones, “desde el  Evangelio, se comprometan con ellas y experimenten la misericordia de Dios, Padre, que siempre las bendice y acompaña”.

Pastoral Social

“Hay que repensar la economía”. Esa es la propuesta de la Iglesia católica para salir de la crisis que estalló en Colombia a raíz de la reforma tributaria propuesta por el Gobierno del presidente Iván Duque y las condiciones de pobreza y pobreza extrema: en las últimas horas, el DANE reveló que 2,8 millones de colombianos cayeron en esta última.Alarmante cifra de pobreza extrema: 2,8 millones de colombianos más entraron a esa condición
Héctor Fabio Henao, director de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal declaró para Noticias de Radio Caracol.

Señaló que «hay unos principios grandes que se han pensado y es que la economía debe ser pensada al servicio de la dignidad humana y del bien común, la economía tiene que ser pensada al servicio del ser humano, por lo tanto lo que se haga en estos momentos, tener consciencia de la gravedad de las situaciones que estamos viviendo: las estadísticas de pobreza del DANE, la afectación tan grande de las medidas que se han tomado para frenar la expansión del COVID. También el hecho de que hay que escuchar e integrar todas las voces, campesinos, indígenas, estudiantes, de las personas que todos los ángulos pueden aportar, también de quienes tiene la responsabilidad del manejo de la economía en el país. Todas esas voces pueden ayudar para que se haga una discusión desde los cuerpos legislativos, desde el Senado, con responsabilidad, transparencia, buscando el bien común, la equidad, la justicia».

 

 

Share on whatsapp
Share on telegram
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on print

Últimas entradas

Noticias de archivo: