NOTICIA

Aníbal Pastor N: «Vientos del Agua»

por Aníbal Pastor N, Director KairosNews

La serie me la recomendó uno de mis hijos. Me dijo que no me arrepentiría. Y así fue. En solo 13 episodios de esta serie de coproducción hispano-argentina, y dirigida por Juan José Campanella, muestra que en realidada, es una maravilla que emociona hasta la médula.

«Vientos de agua» cuenta una doble historia de emigrantes: la de José Olaya (Ernesto Alterio), un asturiano que en 1934 abandona España para marchar a Argentina, y la de su hijo, Ernesto Olaya (Eduardo Blanco), un arquitecto que acuciado por la crisis argentina de 2001 m(el «corralito») abandona su país para ir a España.

Toda la trama es una viaje de ida y vuelta que va rellenado 60 años de historia. Es una serie profunda, que nos hace reflexionar sobre la historia de nuestros pueblos con migraciones europeas. Hay un excelente trabajo en la relación del abuelo con su familia, donde predomina la  superación personal, el amo y el sufrimiento. Él, logra tejer amistad indestructibles, esas que no aparecen en los libros de historia y que son las emociones que hoy nos llenan el espíritu y el corazón.

Con un lenguaje simple y tierno nos habla de valores cotidianos que emanan de las vivencias en todos y todas podemos a rato identificarnos.

El protagonista principal es un minero de Asturias, cuya familia vive el rigor del inicio de la Guerra Civil Española, empobrecida de los años treinta, y toda la trama es una inmensa riqueza temática pues cada personaje releva aspectos de nuestra realidad.

La serie provoca empatía nos hace emocionarnos

El reparto está conformado por excelentes actores españoles y argentinos, con hay algunos cameos sorprendentes como el de José Luis López Vázquez. Además de los protagonistas, una de las actuaciones con mayor fuerza es la de Héctor Alterio (padre de Ernesto Alterio en la vida real) que interpreta al José ya anciano.

Noticias de archivo: